lunes, 20 de marzo de 2017

Acoso escolar



El acoso escolar consiste en hacer daño a un compañero o compañera de forma intencionada y repetida. Suele ser un tipo de violencia difícil de detectar porque suele estar oculta a las personas adultas, pero suele ser conocida por el alumnado.

Las agresiones pueden ser:

- Verbales: amenazas, burlas, insultos, desprecios, atemorizar, ridiculizar,   rechazar, hostigar...
- Físicas: golpear, empujar, arrojar cosas, quitar, romper, esconder pertenencias, hacer muecas o gestos de desprecio...
- Sociales: excluir, aislar, ignorar, humillar, extorsionar, difundir rumores...
- Sexuales: molestar, hacer tocamientos, burlas sobre el cuerpo, la intimidad o la orientación sexual.

El acoso escolar es un problema real en las aulas españolas. Según un informe de Save the Children, uno de cada 10 alumnos/as asegura haber sufrido acoso escolar y uno de cada tres admite haber agredido a otro/a estudiante.

Las características para diferenciar un episodio de acoso escolar de otras conductas violentas que se pueden dar en el centro escolar son:

- La intencionalidad por parte de la persona que agrede.
- Repetición en el tiempo: los hechos aislados por muy graves que sean no son considerados acoso escolar.
- El desequilibrio de poder: esto hace que la víctima no pueda defenderse por si misma. Como consecuencia sufre un deterioro en su integridad y sentimientos de inferioridad.
- La ley del silencio: el alumnado no suele comunicar lo que está pasando al profesorado.
- Los momentos y lugares donde se produce el acoso son aquellos en los que las personas adultas no están presentes.

Si os interesa el tema, en los siguientes enlaces podéis encontrar una información más completa:

Acoso escolar // Bullying PDF

Presentación Acoso Escolar

Guía de actuación en los centros educativos de la CAPV ante el acoso escolar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada